Según los datos del Instituto nacional de estadística realizados en el año 2017, la duración media de los matrimonios hasta el fin de la relación fue de 16,6 años. Un tercio de los divorcios se produjeron después de 20 años de matrimonio.  El mayor número de divorcios tuvo lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres.Separacion-Pareja1

La separación de la pareja genera un impacto emocional que dependerá de muchos factores personales y de las circunstancias en las que se haya producido el fin de la relación. En cualquier caso, la ruptura inicia un ciclo emocional que pasa por diferentes fases, que van desde la conmoción, la ira, la desorganización vital hasta la posterior reorganización emocional.

La ruptura sentimental es, como en cualquier situación de pérdida, un duelo en el que algunas personas pueden quedar atrapadas en el dolor de un modo muy similar al que puede ocurrir con la muerte de un familiar directo o un amigo y, consecuentemente, caer en una depresión y una actitud de aislamiento y soledad.

La mayoría de las personas piensa que el tiempo el que todo lo cura. Que nuestra salvación depende del paso del tiempo, y esto en realidad no es del todo cierto. El tiempo no es el que nos va a borrar el dolor, sino que es lo que nosotros hagamos con ese tiempo, nuestra forma de afrontar el día a día es lo que realmente generará el progreso y nos permitirá poco apoco salir de nuestro proceso de duelo.

Tenemos que salir del estancamiento que nos genera el dialogo interno centrado de manera obsesiva en lo que nos ha ocurrido ¿Qué es lo que he hecho mal?, ¿Por qué nos hdescarga (1)a pasado esto? Lo correcto es aceptar que las cosas han cambiado, que la relación ha terminado y que tengo que volver a rehacer una parte de mi vida. Tengo que mirar hacia adelante dándome cuenta que todavía tengo mucho camino por recorrer. Es un camino incierto pero tengo que tener la confianza y el ánimo suficiente para tratar de recorrerlo correctamente y aunque durante ese camino me pueda caer en algún momento, siempre me podré levantar y seguir adelante.

En nuestro camino hacia adelante, tenemos que apoyarnos mucho al principio en todas aquellas personas con las que nos sintamos a gusto, como los amigos, la familia, los compañeros, etc. Si estamos en compañía de otras personas haremos más planes, hablaremos más, nos divertiremos, conoceremos a gente nueva y, en definitiva, abriremos puertas nuevas en nuestra vida.

Tenemos que vencer a la inmovilidad. No tenemos que pararnos y dejarnos vencer por nuestro desanimo e inapetencia. Es normal que no nos apetezcan hacer cosas porque estamos desanimados pero si nos dejamos vencer por ello caemos en un círculo vicioso. Tenemos que forzarnos a salir y hacer actividades a pesar de que no nos apetezca.

No debemos adoptar un rol de víctima y quedarnos en el dramatismo. El dolor puede ser inmenso, no hay duda, y e s normal que aparezca eMujer-feliz-con-globos-de-coloresl enfado y la rabia, pero niégate a vivir como una víctima. Di no a continuar alimentando ese dolor que te hace cautivo/a.
Date cuenta de todo, lo que realmente tienes. No todo en la vida descansa en la pareja. En nuestra vida existen muchos más elementos importantes: la familia, los amigos, el ocio, etc. No te centres solo en lo que has perdido. Tienes que valorar lo que eres y todo lo que todavía puedes ser y conseguir.

No caigas en el error de pensar que para ser feliz es necesario tener una pareja. El ser humano, contrariamente a lo que podamos pensar, necesita muy poco para ser feliz.

Para finalizar piensa que muchísimas personas en todo el mundo son solteras y son felices. Siempre que podamos seguir haciendo cosas valiosas por nosotros mismos y por nuestro entorno, podemos sentirnos completos y verle el sentido a la vida.

 

Dr. Luis de Miguel Bonet.  nº col. M1438

Centros Médicos Cemaj Ajalvir y Paracuellos de Jarama