Las varices, además de aparecer debido a factores genéticos, también afloran  debido a una deficiente circulación, a posturas corporales no ergonómicas (antinaturales), embarazo, etc. No sólo crean un efecto antiestético en nuestras piernas, sino que también ocasionan problemas de salud: son dolorosas, provocan hormigueo, adormecimiento, etc.

 

VARICESfoto

 

Tratamiento mediante esclerosis

 

La esclerosis es un tratamiento sencillo que elimina las arañas vasculares. Estas arañas vasculares, son venas que con el paso del tiempo se van haciendo insuficientes. Se van dilatando y con ello la sangre se va estancando, con la aparición de toda la sintomatología de la insuficiencia vascular como dolor, hormigueo o sensación de cansancio. Las varices aparecen y con el paso de los años van empeorando.

 

Las varices son dilataciones anómalas de las venas que se forman debido a la incapacidad de la pared venosa para mantener su función e impulsar la sangre hacia el corazón. Además, pueden provocar complicaciones de hiperpigmentación, éxtasis sanguíneo que ocasiona pesadez, hormigueos, además de volverse dolorosas con el paso del tiempo.

 

¿En qué consiste?¿Qué siente el paciente?

 

La esclerosis se puede realizar mediante dos técnicas:

 

Esclerosis: Consiste en inyectar, dentro de la variz, un producto alcohólico (llamado esclerosante) que provoca una reacción inflamatoria en las paredes internas de la vena enferma uniéndolas y provocando así que esta vena quede cerrada.

 

Esclerosis con espuma: utiliza el mismo método que la técnica anterior, pero esta vez se inyecta el esclerosanste en forma de espuma para obtener mayor contacto con las pareces con menores concentraciones, disminuyendo los efectos secundarios.

 

Ambos procedimientos son igual de eficaces, el uso de uno u otro, dependerá de las características de las varices a tratar. El procedimiento es prácticamente indoloro.

 

Resultados 

 

Son necesarias varias sesiones para que las varices desaparezcan en su mayoría.

 

Los resultados comienzan a verse desde la 1ª sesión, aunque la evolución puede variar en 1 o 2 mese después de haber iniciado el tratamiento. Según la extensión y el tamaño de las varices así será el número de sesiones que tengamos que realizar.

 

“Método sencillo, sin necesidad de interrumpir tu vida, la esclerosis te permite librarte de esas inestéticas varices que han marcado tu verano”

Dra. Ana María Sánchez. Centro Médico Cemaj