Relleno facial

 

Es uno de los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad principalmente para dar volumen en la zona fa

cial sin cirugía.

Es también muy eficaz para corregir arrugas finas, medias y profundas de diversas zonas del rostro:

Entrecejo, patas de gallo, arrugas de la boca, surcos nasogenianos o rictus, arrugas de la frente y de las mejillas.

Se utiliza con muy buenos resultados en el perfilado de labios, aumento de labios o realce de pómulos.

El tratamiento consiste en la aplicación de ácido hialuronico en la dermis.

El ácido hialurónico es un componente natural de la piel y además, el principal responsable de su elasticidad, pues retiene gran cantidad de agua que aporta volumen a los tejidos

 

A veces se confunden las propiedades del Ácido Hialurónico con las de la Toxina Botulínica.

 

El ácido hialurónico es un polisacárido lineal natural en nuestro organismo, como muchos otros componentes. Está presente en la piel junto a las fibras elásticas y de colágeno. Es la sustancia más abundante en el tejido extracelular de la dermis. Se fusiona con el agua, y la combinación de varias cadenas de ácido hialurónico proporciona a la piel elasticidad y resistencia. Se considera un producto de relleno beneficioso, aunque su reposición es necesaria con frecuencia. El ácido que se inyecta para rellenar arrugas o reponer volúmenes es tratado en el laboratorio, para entrecruzar sus moléculas y conseguir que sus efectos sean más duraderos.acido

 

Su empleo está autorizado en medicina estética para rellenar arrugas, cicatrices, depresiones y volúmenes faciales. También puede ser aplicado en grandes cantidades por cirujanos plásticos en glúteos o mamas. Los centros que utilicen el ácido hialurónico en sus tratamientos deben contar con una licencia sanitaria, y los médicos deben estar formados en la técnica de los rellenos.

 

Lo más habitual es que el ácido hialurónico no provoque efectos secundarios en los pacientes. Únicamente es frecuente la aparición de un hematoma en la zona tras el tratamiento. Raramente se producen infecciones o aparición de granulomas de la sustancia. Está contraindicado en personas alérgicas a este compuesto, en pacientes con antecedentes de cicatrices queloideas, infección o inflamación aguda de la zona a tratar, enfermedades autoinmunes, principalmente con afecciones dérmicas, etc.

 

La toxina botulínica, en cambio, no es un relleno, es una toxina. Se diluye en suero y se inyecta en los músculos para paralizarlo y reducir la contractura, no en las arrugas. Está indicado para tratar solamente las arrugas de expresión, como las del entrecejo.

 

Para más información, pida consulta sin compromiso con uno de nuestros profesionales.

Para conocer más sobre nuestros tratamientos estéticos pinche aquí