Hasta hace muy pocos años se discutía la existencia de la depresión infantil. Creencias populares como “los niños no tienen problemas”, “los niños son siempre felices”, etc., hacían que los padres no tuviesen en cuenta este trastorno.

Los psicólogos y psiquiatras discutían su existencia y es a partir de los años 70 cuando se empieza a incluir en los criterios diagnósticos la depresión infantil.

La depresión puede surgir en cualquier momento del desarrollo infantil, pero hay que tener en cuenta que no se deben confundir los síntomas que son comunes al desarrollo y crecimiento normal del niño con aquellos que son más específicos de una depresión.

Existe una serie de factores de riesgo que pueden ocasionar la aparición de una depresión en el niño. Dichos factorniño deprees son los siguientes:

  • Padres depresivos e infantiles.
  • Que el niño no pueda alcanzar el rendimiento exigido por sus padres, sus profesores, etc.
  • Que el niño tenga poca confianza en sí mismo.
  • Que el niño se sienta muy diferente a sus compañeros por razones de obesidad, estatura, etc.

Respecto a la sintomatología depresiva en el niño, ésta varía en función de la edad, pero hay cuatro alteraciones básicas que suelen aparecer en la gran mayoría de las depresiones infantiles:

  • Trastornos del estado de ánimo.
  • Pensamientos negativistas.
  • Pérdida del interés y disminución de la actividad.
  • Alteraciones de algunas funciones básicas como la comida y el sueño.

Con este árticulo no pretendo alarmar a los padres, tan solo quiero informar sobre la existencia de la depresión en los niños, ya que hoy en día todavía hay muchas personas que niegan o desconocen su existencia.

 

Luis de Miguel. Psicólogo de los Centros Médicos Cemaj.