La televisión es hoy en día el principal medio de comunicación. Raro es el hogar que no dispone de varios televisores.
¿Es la televisión un medio apropiado para la educación de sus hijos? Depende. No pretendo decir que la televisión sea mala o negativa, ya que existen una gran cantidad de documentales, largometrajes y demás productos televisivos de gran calidad y riqueza, los cuales pueden enriquecer y mejorar nuestra cultura. Lo que sucede es que también existen una gran cantidad de programas que son muy negativos y que pueden hacer mucho daño, especialmente a los niños.
Es importante que enseñemos a nuestros hijos a ver la televisión, ya que están desprotegidos frente a ella. El poder de este medio y su influencia en los niños es muy grande. Tiene una enorme capacidad para trasmitir ideas, inducir ciertas formas de comportamiento, fomentar actitudes negativas, etc. Hay que tener en cuenta que puede influir de forma negativa en los pensamientos, emociones y conductas de nuestros hijos.

nino-tv

 

La televisión puede enseñarles una ética y unos valores morales que son contraproducentes para el desarrollo de su personalidad. Los niños a base de escuchar repetidamente ciertos mensajes, acaban por interiorizarlos sin ser conscientes de ello. No son conscientes de la manipulación a las que están siendo sometidos, por lo que son los padres los primeros que pueden hacerle frente, seleccionando el tipo de programas que consideran positivos para sus hijos y tratando de que no vean aquellos programas que piensen que pueden hacerles daño.

 

Hoy en día la televisión ha evolucionado mucho. Los niños tienen acceso a multitud de canales infantiles donde emiten las 24 horas contenidos supuestamente infantiles. Entre estos contenidos están los “Dibujos animados”. Los padre y cuidadores de los niños tienen que tener mucho cuidado con los dibujos que ven los niños, porque no todos los dibujos animados, por el hecho de ser dibujos animados son apropiados para los niños.

 

TV

 

Bajo mi punto de vista y como padre he visto muchos dibujos animados, especialmente en el Canal Boing que no me parecen apropiados paraniños de edades inferiores a los 12 años. Por lo que considero importante que los padres se sienten con sus hijos para ver lo que están viendo en la televisión y sean los padres bajo su criterio los que consideren que programas o dibujos animados les parecen o no apropiados para sus hijos en función de la edad.

 

Luis de Miguel. Psicólogo de los Centros Médicos Cemaj.

Nº col. M-14382