Radiofrecuencia

 

El tratamiento de radiofrecuencia, también conocido como lifting sin cirugía, es una técnica no invasiva, en la que no se utiliza ni cirugía ni anestesia, para el tratamiento de la flacidez facial y corporal ligera.

 

Se utiliza principalmente para tratar la laxitud de la piel y es el procedimiento más adecuado para los pacientes con flacidez leve o moderada de los tejidos faciales.

 

La radiofrecuencia son radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético capaces de entregar la energía de la radiofrecuencia selectivamente en la dermis profunda y en las capas subdérmicas mientras se protege la epidermis y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis.

 

La radiofrecuencia facial se utiliza comúnmente para tratar:

  • La frente: levanta las cejas y tensa la piel de la frente.
  • Debajo de los ojos: engrosa la piel, tensa y levanta la piel de la mejilla superior.
  • Las mejillas: disminuye los poros dilatados.
  • Línea de la mandíbula: disminuye la flacidez.

 

El cuello: la piel se tensa y disminuye las arrugas.