Hilos tensores

 

Cuando comienza el proceso de envejecimiento, los tejidos conectores se debilitan, el colageno y la fibras elásticas empiezan a deteriorarse, sus características estructurales de tonicidad y elasticidad cutánea se ven alteradas y por tanto con el paso del tiempo ya no logran contrastar la fuerza de la gravedad y se traslada a otras partes de la cara, modificando el aspecto.

Estos cambios en nuestra estructura de soporte se traducen en forma de flacidez, surcos, plieges y arrugas profundas que pueden aparecer a partir de los 30 años.

 

Áreas que se pueden tratar:

 

  • Elevar los tejidos flácidos del tercio medio e inferior del rostro.
  • Levantar cejas caídas.
  • Reposicionar cejas y rostro asimétrico.
  • Redefinir el contorno del cuello y la línea de la mandíbula.
  • Suavizar el envejecimiento prematuro de la piel.

 

Para pedir información puede llamar o coger cita a través de nuestro teléfono 918844089

Centros Médicos Cemaj Ajalvir y Paracuellos