El riesgo de sufrir el síndrome de la clase turista aumenta un 20 por ciento cada dos horas

El Colegio de Fisioterapeutas de Madrid ha dedicado el vídeo-consejo del mes de julio de su campaña ’12 meses, 12 consejos de salud’ a la prevención del “síndrome de la clase turista”, que se suele presentar debido a la poca movilidad de las piernas en espacios reducidos durante desplazamientos largos.

 

 

En el corto de animación, la Institución colegial explica que se trata de un síndrome que provoca la formación de trombos en las extremidades inferiores. Los colectivos más propensos a sufrirlo son las mujeres embarazadas, aquellas que tomen anticonceptivos orales, las personas obesas, los ancianos, los fumadores y las personas con hipertensión o que hayan padecido anteriormente una trombosis.
Aunque este síndrome es muy poco habitual en personas que no padecen factores de riesgo, no llegando al uno por ciento de prevalencia, en quienes sí los presentan el riesgo de sufrir esta patología aumenta hasta un cuatro y un cinco por ciento. De hecho, en estos casos los fisioterapeutas recomiendan consultar con un médico la posibilidad de tomar algún tipo de anticoagulante durante el viaje.
El secretario del Colegio, José Santos, explica que esto suele producirse debido al poco espacio existente en los aviones para mover las piernas. “Si el viaje es prolongado, la acumulación en las venas de las piernas puede acabar formando un coágulo y, aunque generalmente se diluye solo, existe la posibilidad de que permanezca o se desprenda sin haberse diluido liberándose a la circulación y llegando a provocar incluso una embolia de pulmón, que se manifiesta habitualmente en forma de dificultades respiratorias, taquicardia, dolores en el pecho y, en algunos casos, pérdida de conocimiento”, señala.  
Para visualizar el vídeo-consejo, pinchad aquí (Abre nueva ventana). También hay más recomendaciones en nuestro ‘Clic saludable’ www.consejosdefisioterapia.org (Abre nueva ventana). 

Cómo prevenir el síndrome

El Colegio recomienda, en el caso de que vaya a realizarse un viaje largo y más si es en avión, los siguientes consejos: 
  • Vestirse con ropa cómoda y holgada, evitando la vestimenta ajustada.
  • Aflojarse el cinturón del pantalón y los cordones que puedan apretar.
  • Llevar calzado cómodo.
  • Emplear medias de compresión elástica, si es necesario.
  • Levantarse con frecuencia durante el viaje a dar un pequeño paseo. Si el viaje es en coche o autobús, se recomienda aprovechar las paradas para estos paseos, siendo lo ideal realizar una parada cada dos horas.
  • Realizar ejercicios de flexo-extensión de pies y movimientos circulares con el tobillo mientras se esté sentado y movimientos de masaje en dirección ascendente en las piernas.
  • No cruzar las piernas, dejarlas colgando o tenerlas excesivamente dobladas.
  • Evitar colocar el equipaje de mano bajo el asiento delantero, ya que se reduce aún más el espacio para las piernas.
  • No consumir alcohol, té, café y otros excitantes que puedan tener efecto diurético y/o vasodilatador antes o durante el viaje. Además, se debe beber abundante agua para mantenerse hidratado.
Fuente: Colegio profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid
Articulo original: http://noticias.cfisiomad.org/noticia/consejos-sindrome-clase-turista-avion.aspx