El avance de la tecnología ha traído una gran cantidad de innovaciones en la lucha por la pérdida de peso. Desde la década de los ochenta, han existido varias dietas. Sin embargo, uno de los cambios más significativos en las tendencias y métodos de perder peso hoy, respecto con las que existían antes, ha sido el uso de suplementos para la pérdida de grasa.

Existen innumerables tipos de suplementos en el mercado. Es por ello que puede ser bastante confuso seleccionar el tipo de suplemento más apropiado, sobre todo si no conoces los efectos que éstos te pueden generar en el cuerpo, te invitamos a conocer los tipos de suplementos que funcionan mejor en nuestro organismo.

Sin embargo hoy nos enfocaremos en perder peso de manera natural con algunos trucos que te pueden servir.

Recordemos que el someternos a dietas tan estrictas tampoco ayuda, es cierto que la alimentación es lo fundamental pero el dejar de comer no es la solución, entonces ¿qué debemos hacer?

 

  • Crea una lista de alimentos sanos que puedas consumir a distintas horas del día. Tienes que definir cuáles carbohidratos comer, la cantidad y cuándo serán ingeridos, porque no todo puede ser digerido y aprovechado por el cuerpo de la misma forma a cualquier hora. En este paso de construcción debes tener voluntad porque tu alimentación es la clave en la búsqueda de un cuerpo fitness. El otro 30% es el ejercicio y el descanso.

 

  • Debes tener en cuenta que tiene que ser un lugar donde te sientas a gusto para ir cada día si es un gimnasio, ya que muchas personas suelen abandonar porque el sitio es desagradable o por la gente que asiste y se pierden las ganas, las ideas y el propósito. Desde casa es una excelente opción, existen muchas rutinas que puedes hacer sin necesidad de equipos o máquinas como la bailoterapia, pilates o incluso el yoga.

 

  • Cuando hacemos aeróbicos, se quema grasa, por tanto, se entiende que se debe perder grasa. Pero no siempre es así. ¿Por qué? Porque las cosas no son tan sencillas, el cuerpo humano se adapta a los entrenamientos a los que se le somete, de forma que cuando se realiza un tipo de entrenamiento, el cuerpo se va haciendo cada vez más eficiente para responder al estímulo al que se le somete.Así, si hacemos un entrenamiento durante el cual quemamos grasa (como los aeróbicos), el cuerpo se va haciendo cada vez más eficiente para quemar grasa… pero también para almacenarla, pues la va a necesitar en cada entrenamiento.Si todas las semanas llevamos a cabo un entrenamiento en el cual quemamos grasa, el cuerpo sabe que va a necesitar grasa almacenada para afrontar ese entrenamiento, así que se ocupa de tener siempre una cierta reserva de grasa, la que va a necesitar para realizar los aeróbicos de forma eficiente, así que se ocupa de tener siempre una cierta reserva de grasa, la que va a necesitar para realizar los aeróbicos de forma eficiente.

 

realizando-deporte

 

  • Para ser exitoso necesitas estar dispuesto a cambiar tu vida. Debes tomar control de tus malos hábitos. Y tienes que creer que puedes hacerlo.

 

  • No importa cuánto quieras cambiar tu vida, nada va a suceder hasta que hagas algo. Puedes hablar todo lo que quieras sobre comenzar un régimen de ejercicios, pero nada va a pasar hasta que comiences a hacerlo.

 

  • Enfócate en una cosa a la vez. Todo lo que hacemos está basado en hábitos. Si tratas de cambiar tu dieta y hacer ejercicio diariamente al mismo tiempo, puede ser sobrecogedor, especialmente si no ves resultados o fallas un poco.

Dieta-Bajar-Peso

  • Toma primordialmente agua, el agua tiene cero calorías y carbohidratos y muy poco o nada de sodio, haciéndola la bebida perfecta para adelgazar. Y extrañamente, en realidad ayuda a desalojar el exceso de agua y activa el metabolismo. Si es demasiado aburrida de tomar, agrégale cáscaras de limón u hojas de menta.

 

  • Duerme 30 minutos adicionales cada noche, dormir sano una media hora extra de sueño, ya sea que duermas 5 u 8 horas, te refrescara de tal manera que tomarás mejores decisiones alimenticias (no elegirás azúcares en busca de energía rápida) y no te sentirás letárgico como para no ir al gimnasio. Más sueño (entre 7 y 8 horas) aumenta tu metabolismo. Y como tu cuerpo genera músculo mientras duermes, más sueño significa más tono muscular. Según Nutrición Sin Más, hay ciertas maneras de dormir que te pueden ayudar a bajar de peso.

 

contar-ovejas-mejores-habitos-para-dormir-500x316

 

Ahora con estos consejos y estrategias ya no tienes excusas para no comenzar a bajar de peso de inmediato, y desde la comodidad de casa. No importa cuál de todas haya sido, ahora conoces una forma efectiva de comenzar a adelgazar, así que empieza a aplicarla en tu vida diaria desde hoy mismo.

 

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben