El ejercicio físico es uno de nuestros grandes aliados para mantener la salud física y mental. Una práctica regular y controlada es un recurso terapéutico frente a muchas enfermedades y nos ayuda a mantener un equilibrio sano.

Aquí te mostramos por qué realizar ejercicio puede mejorar tu calidad de vida a nivel físico y mental.

  • El deporte evita la ansiedad y mejora el bienestar general de las personas. Cuando es  practicado de forma regular permite que se produzca una liberación de energía y tensiones que produce la actividad. Produce la secreción de endorfinas, que brindan sensaciones placenteras.
  • Aumenta la autoestima, al hacernos sentir mejor y con mayor seguridad. El deporte es muy recomendable en casos de depresión.
  • Evita el aumento de peso. El ejercicio físico mantiene al cuerpo en forma, previniendo la obesidad. El deporte con la con una dieta equilibrada es perfecta para mantener un peso saludable.
  • La falta de ejercicio físico o sedentarismo es un factor de riesgo mayor e independiente para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Quienes realizan ejercicio tienen menos posibilidades de sufrir de enfermedades del corazón.
  • En pacientes hipertensos es muy importante la práctica de deporte y puede llegar a evitar o retrasar la aparición de hipertensión en pacientes sanos.
  • Actualmente es recomendada en personas diabéticas la práctica de deporte, aquí junto con una dieta equilibrada y tratamiento farmacológico, uno de los puntos más importantes para ayudar a controlar el nivel de azúcar en sangre.
  • El ejercicio físico fortalece músculos, tendones y ligamentos. Nos permite tener los huesos más fuertes, disminuyendo la posibilidad de sufrir fracturas, también retrasa la osteoporosis, como consecuencia de pérdida de masa ósea.
  • Al practicar deportes con regularidad y estar dotado de mejor estado físico, el organismo tiene más energía, disminuyendo el cansancio diario.
  • Regula el ritmo intestinal, haciéndonos sentir más vitales y mejorando la digestión.
  • Hacer ejercicio regula la calidad del sueño y, por lo tanto, tendremos la mente más clara en el día a día.
  • Aumenta la esperanza de vida. La práctica de ejercicio alarga nuestras vidas por muchos de los motivos que hemos comentado hasta aquí, reduciendo el riesgo de contraer enfermedades y mejorando la calidad de vida.

Algunas recomendaciones

  • Hay que empezar la práctica poco a poco. Muchas personas cuando comienzan a practicar deporte se encuentran muy bien y quieren dar pasos de gigante en la práctica de ejercicio. Hay que ir gradualmente aumentando la actividad.
  • No hay que hacer ejercicio extenuante o que demande gran esfuerzo. Cada persona necesitará un plan diferente, pero la práctica de ejercicio no tiene que suponer grandes retos, basta con andar unos minutos en muchos casos.
  • Comenzar un programa regular requiere a veces ir abandonando hábitos sedentarios, sacarle tiempo de exposición a la televisión o el uso adictivo del ordenador. Con este nuevo hábito activo disfrutaremos de una mejor calidad de vida.

 

Antes de comenzar cualquier tipo de deporte es muy recomendable acudir a un médico para que le realice un chequeo completo, cada persona es diferente y no todos tenemos las mismas capacidades para practicar de un deporte determinado.

Salud Cemaj puede ayudarte con el control que necesitas para la práctica responsable de una actividad deportiva. Entra el www.cemaj.es o llámanos al 902 88 64 18 e infórmate.

 

Salud Cemaj. Cuidamos de tu salud y la de tu familia