Se ha demostrado que una gran cantidad de la población adulta y anciana (incluso una cantidad considerable de la joven) ha sufrido o sufre de algún problema ligado o asemejado con “dolores crónicos”.

Para las personas jóvenes, que tienen una vida ajetreada y abatida por el trabajo y/o estudios, es parte importante poder conservar un sueño de lo más plácido y reparador, sin contar que el mismo nos ayuda a regular el metabolismo, permite perder peso sin si quiera notarlo, evitar el estrés y optimizar la función de las hormonas clave.

Más lo mismo se complica cuando hablamos de distintos tipos de artritis y cuando el dolor pasa de ser algo ignorable a uno que se hace sentir como si nos recorriera todo el cuerpo. Analicemos más a fondo este padecimiento y cómo confrontarlo para llevar una vida sana.

 

Tipos de artritis más comunes

 

Los casos más presentados en la actualidad y los que más proliferan en la población, son dos: osteoartritis y reumatoide. Ambas pueden presentarse sin importar la edad de la persona, pero por distintas razones.

La osteoartritis, puede ser el resultado de lesiones, fracturas, laceraciones y fisuras adquiridas durante la niñez, juventud o inclusive en una edad mayor. Usualmente se presentan en las partes afectadas (hasta en casos en que haya sanado aparentemente del todo).

Por otra parte, la artritis reumatoide, da su origen a casusas de un sistema de defensas deficiente en el organismo. Afecta las articulaciones de los huesos, recurrentemente a los de manos y pies. Además esta  última puede ocasionar repercusiones sobre los órganos internos.

 

¿Qué puedo hacer para tener un sueño mejor?

 

Como nos importas tanto y conocemos lo importante del sueño dentro de cualquier dieta de nutrientes o alimentos bajos en calorías para perder peso, y sin contar con lo reconfortante que es una buena noche de descanso, te aconsejamos lo siguientes secretos:

1.- Usa un colchón y almohada adecuados

No se le da la importancia que de verdad tiene dentro de esta enfermedad o padecimiento. Es realmente importante, cuando la artritis se presenta sin mejoras, utilizar una almohada ergonómica y un colchón de buena calidad. Esto mejorará en gran medida las noches.

2.- Realiza algo de ejercicio durante el día

Un cuerpo descuidado a menudo te lo hace saber y nunca lo hace de la forma en como nos gustaría. Dedícala tiempo de calidad a tus músculos y huesos diariamente o al menos un par de veces por semana. Entre las 10 am y 3 pm, trota o nada un poco para mejorar tu condición.

3.- Evade cualquier tipo de estimulante 

Abandono completamente el uso de sustancia psicotrópicas e imponte una reducción de otros componentes adictivos. Sí, eso también incluye el café o el continuo consumo de té. Si necesitas mantenerte despierto, reemplaza estos por unas cuantas manzanas.

4.- Reduce tus niveles de estrés

No solo podemos atribuir reacciones del cuerpo frente a la privación de ejercicios u actividades de entrenamiento. Limitarte a no disfrutar de tu vida puede ser el causante de dolores, angustias y mucha depresión. Invita a unos colegas a ver un partido o sal a una noche disco.

5.- Acuéstate y despiértate cada día a la misma hora

El no tener una rutina no siempre es sinónimo de bienestar. Una persona necesita tener su propio código moral y ético y dentro del mismo deben estar amparadas las horas de actividad y las horas de descanso.

El tomar 10 horas un día, luego 7 o 6, y tener ese tipo variaciones en lo que respecta al descanso te pasará factura más temprano que tarde.

6.- Date un baño caliente antes de acostarte

El agua caliente trabaja como un inhibidor ante una gran cantidades de circunstancia para la musculatura de tu cuerpo.

7.- Haz de tu habitación un sitio confortable

Haz que el frío y el calor no sea un reinado del uno sobre el otro. Puede sonar horrible y para algunos como un sacrilegio el no tener el cuarto como un témpano de hielo. Pero ciertamente los huesos se recienten de estas temperaturas tan bajas y eso hay que regularlo.

8.- Limita la medicación

En ocasiones no es totalmente necesaria la ingesta de productos farmacéuticos (los cuales a la larga pueden generar adicción y dependencia), para ayudar a manejar este tipo de problemas: controla tu peso, visita a tu doctor con regularidad y trata de conservar una postura adecuada durante el día.

¡De esta forma, notarás que en cuestión de días, tu artritis no será tan fuerte o puede se desvanezca! ¡No dejes que sea una limitante, adelante!

 

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben