Finalmente has acabado tu “running” por hoy, pero ¿Qué haces después de correr? Estos pequeños hábitos también son importantes para tu salud, y estoy segura que cometes alguno de los fallos que te nombraré a continuación. Si no quieres sabotear tu meta después de un buen footing lee con atención los siguientes errores y por qué son perjudiciales para ti.

 

Error nº1: Te olvidas de estirar.

Dedicar al menos 5-10 minutos de estiramientos es fundamental para evitar dolores que podrían alargarse por más tiempo. Estirar después de correr te ayuda a acelerar la reparación del músculo y mantiene la flexibilidad del mismo. Esto es importantísimo para prevenir futuras lesiones o para mejorar nuestra flexibilidad. Así que amigo/a, si no quieres acabar en un fisioterapeuta o en el sofá de tu casa por una lesión, es hora de que te tomes unos minutitos para estirar.

 

Error nº2: No comes después de acabar el entrenamiento.

Seguro que terminas de correr, llegas a casa, te duchas, te preparas, sales de copas con los amigos y cuando ya han pasado par de horas y de repente te das cuenta que estás hambriento. Hacer una pequeña merienda después de tu entrenamiento te ayudará a evitar esa sensación repentina de hambre. Además, super importante, tomar un buen snack entre 30 min y 1 hora después de tu entrenamiento que contenga proteínas y carbohidratos ayuda a proteger el músculo y a fortalecerlo. Si después de correr o entrenar no vas a pasar por casa, llévate tu merienda en el bolso. Un batido de proteínas y un plátano pueden ser una perfecta merienda.

 

Error nº3: No bebes suficiente agua.

Después de correr, asegúrate de hidratarte lo suficiente, especialmente si no te has hidratado durante el entrenamiento. La deshidratación puede provocarte fatigas, cambios de humor, calambres y otros síntomas no muy agradables que te quitarán toda la sensación de euforia después de haber realizado un buen entrenamiento.

 

Error nº4: No te cambias la ropa al terminar.

Llegas de correr y ¿Qué haces? Tirarte en el sofá durante un largo rato a descansar. Esto a veces se pospone por horas hasta que te decides por fin a ducharte. ¿Qué pasa si no te duchas al momento o te cambias la ropa nada más llegar? Pues varias cosas pueden pasar y ninguna de ellas agradables: Primero, se te quedará un olor a sudor impregnado en la ropa que te será muy difícil de eliminar. Además, pueden salirte granitos por algunas partes de tu cuerpo (en especial la espalda) o incluso hongos.

 

Error nº5: No programas tu próxima carrera.

Te sientes satisfecho y orgulloso contigo mismo después de un buen entrenamiento. ¡Qué bien me siento! Te costó levantarte para salir a correr, pero una vez que terminas, la sensación no tiene precio. Para evitar próximas escusas intenta programarte tu siguiente carrera y mantente constante. Esto te ayudará a seguir con tu entusiasmo y mantener una mejor condición física.

 

The post 5 malos hábitos después de correr appeared first on .